Entrevistas

Home > Entrevistas > La industria donde todos deberían estar

La industria donde todos deberían estar

16:19 18 de noviembre de 2021 By Daniel Oiticica

Alfredo Tovar: «Hay mucha mejor comunicación con las entidades de gobierno y más agilidad en algunos procesos». Foto: Fabio Lima

Alfredo Tovar – Gerente General de AVX Industries/Kyocera

AVX Industries, con sede en Estados Unidos y El Salvador, se dedica a la manufactura de componentes electrónicos, más precisamente capacitores. Acaba de fusionarse con la corporación Kyocera de Japón. Como gerente general, Alfredo Tovar la llevó a ampliar su rango y ahora se encarga también de la producción de conectores, sensores y componentes de antenas. A nivel local, tiene una planta con 4.300 empleados y planifica sumar 500 más el año que viene. En la siguiente entrevista, Tovar explica por qué la industria electrónica avanzó tanto en el último año y qué diferencial tiene la fuerza de trabajo de El Salvador por sobre la del resto del mundo.

¿Cuáles son las principales áreas en las que trabaja AVX industries en El Salvador?
A nivel local, AVX se dedica pura y exclusivamente a los capacitores. Se fabrican de varios tipos, dentro de dos ramas principales: cerámica y tantalum. Pocos saben que un capacitor se encuentra en cualquier aparato electrónico. Los teléfonos celulares, por ejemplo, tienen aproximadamente 2.000 capacitores. Un automóvil tiene 15.000 y su electrónica no para de crecer. Hoy, el 40% del contenido de un auto es electrónico y el capacitor es parte fundamental de cualquier dispositivo electrónico.

¿Por qué creció tanto la industria electrónica?
La pandemia ha disparado las necesidades de comunicación electrónica, por ejemplo, por todas las videoconferencias que se empezaron a hacer. Y eso requiere más electrónica, más hardware. Todo esto va a seguir ocurriendo: el mundo cada vez se vuelve más digital y las comunicaciones se vuelven más rápidas, más importantes y más masivas. Esto se va a mantener y la electrónica va a seguir creciendo exponencialmente. El internet de las cosas va a crecer la demanda en la cantidad de componentes electrónicos. Esta es la razón del crecimiento. Como cualquier industria tiene sus altibajos. Ahora es un momento de alta demanda.

¿Qué condiciones ofrece El Salvador en este contexto de crecimiento?
Hay mucha mejor comunicación con las entidades de gobierno y más agilidad en algunos procesos. Sé que tienen una gran cantidad de proyectos, muchos de los cuales todavía están en proceso. Siento que estamos en un buen momento.

¿AVX Industries planea expandirse a nivel local?
Tenemos proyectos de expansión. Estamos considerando para 2022 mucho crecimiento en las divisiones que ya tenemos. En 2021 iniciamos una nueva línea de producción, la que trajimos desde Japón y ya empezó a operar este año. Actualmente, la empresa tiene 4.300 empleados en El Salvador. La ampliación implicó contratación de gente y esperamos contratar más durante 2022, entre 400 y 500 plazas de trabajo adicionales.

¿Qué ventajas tiene El Salvador en relación al resto del mundo respecto del mercado laboral?
Lo más atractivo de la mano de obra es la disponibilidad, comparándolo con la situación de otras empresas, en otros lugares del mundo. La disponibilidad es enorme, hay plantas de nuestra misma compañía en Europa, Asia, Estados Unidos y les cuesta conseguir gente. Es más fácil en El Salvador por la disponibilidad de mano de obra. Y no solo hay disponibilidad de una gran cantidad de mano de obra de operarios y técnicos, sino también de profesionales de ramas más complejas, como ingeniería.

¿Qué consejo le daría a las empresas que quieran instalarse o invertir en El Salvador?
Tenemos características muy buenas, como la ética de trabajo. Para dar un par de ejemplos, he conocido lugares en los cuáles una nevada o una lluvia fuerte hace que la asistencia a las fábricas baje tremendamente. Aquí no sucede, aquí hay temporales, hay huracanes, hemos pasado por guerras civiles y en medio de todo esto la gente llega a su trabajo. Aquí ha pasado de todo y la gente no falta. Hemos tenido paros de transporte y la gente camina a su trabajo. La rotación es muy baja. Nosotros, por ejemplo, en nuestra planta tenemos una rotación del 0,8%. En otros lugares como en el norte de México, la rotación de las empresas que están cercanas a la frontera gira entre el 15% y el 20%. Esto implica pasar entrenando gente todo el tiempo. Nosotros no tenemos este problema.